Friday, June 09, 2006


ENCUENTRE LAS DIFERENCIAS, El País, domingo 30 de abril de 2006.
Un proyecto parlamentario pretende acabar con la esclavitud de los grandes simios. ¿En qué se parecen ellos a nosotros?

¿Se puede acabar con la esclavitud de los grandes simios? Esta es la proposición no de ley del PSOE que ampara chimpancés, bonobús, gorilas y orangutanes.

El ADN de estos animales se asemeja al de los humanos en un 96%. En los seis millones de años que nos separan, el cerebro sólo ha dado dos estirones: hace dos millones de años y hace 200 000 años. Este último empuje craneal que abrió el espacio necesario para todas las esencias de la humanidad que tanto nos distinguen del resto de la creación. El lenguaje, el pensamiento abstracto, el sentido moral… Un par de cambios en el tamaño del cerebro y unas cuantas alteraciones genéticas que han aprovechado la última ampliación craneal para hacer algunos ajustes que no tienen nada de particular, parecen haber obrado todo el prodigio.

¿Nos están diciendo que aún es posible una evolución semejante a la de los humanos en los grandes simios? ¿Si ha pasado tanto tiempo y han quedado estancados en cuanto a su evolución, qué nos induce a pensar que esto sea posible? Personalmente, me resulta complicado de creer algo así.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home